Hotel Puerta de Toledo

Doña Manolita, toda una institución en ilusión

Por | 1 diciembre, 2018 | 0 comentarios

Poco antes de que las luces empiecen a brillar, cuando ya se está iniciando a guardar la ropa de verano, muchos ya empiezan a soñar con las siguientes vacaciones largas, – largas para los más pequeños -: la Navidad.

Madrid se transforma, su población crece, la Plaza Mayor alberga los puestecillos característicos de estas fechas, mitad figuras del Belén y bolas del árbol, mitad artículos de broma para que los Santos Inocentes no pillen desprevenida a ninguna familia. Jabones que ensucian, huevos que no están duros, sino durísimos, las clásicas bombas fétidas…y luego caretas de políticos, sombrerosWhatsApp Image 2018-12-03 at 19.59.51 de pollo, de árbol, de Papá Noel atrapado en la chimenea…Todo es un ambiente festivo que huele a infancia y que transporta a las Navidades de antaño a los adultos.

Pero, si se viene de Gran Vía, antes de llegar a Sol, hay algo que llama poderosamente la atención y es fruto de fotos, selfies y peregrinación desde todos los rincones de España: La Administración de Doña Manolita que, prácticamente, cada año regala premios.

Manolita fue una visionaria y desde que abriera su primera administración en la calle San Bernardo en 1904, supo atraer la suerte. Primero porque, se cuenta, que su simpatía conquistó enseguida a mucha gente, sobre todo a estudiantes. También se cuenta que se llevó unos décimos al Pilar y que los pasó por el manto de la Virgen y que por eso empezaron a tocar los premios.

Pues no se sabe. Pero la realidad es que Doña Manolita, – la Administración, porque ella falleció en 1951 -, sigue repartiendo premios e ilusión desde entonces. Ahora ya en la calle Preciados, muy cerca de Sol y con tiempos de espera estimados de hasta dos horas.

Y un detalle importante para los que esperan: una buena idea es llamar por teléfono para asegurase de que está el número que buscáis y no hacéis cola en vano.

Categorías: Madrid Cultura