Hotel Puerta de Toledo

San Lorenzo del Escorial: un surtido de encantos

Por | 30 abril, 2015 | 0 comentarios

San Lorenzo del EscorialFelipe II fue el primer monarca español en trasladarse a esta localidad de la serranía madrileña, durante el verano. Se alojaba en el solemne pero sobrio monasterio de San Lorenzo de El Escorial, donde moriría en 1598, inaugurando una tradición que sus sucesores seguirían sin excepción: que sus restos mortales descansen en la sala conocida como el Pudridero.

Sin duda, la visita al monasterio, obra cumbre del herreriano, es una de las motivaciones para planear esta excursión, de fácil acceso en Cercanías (Sol, Atocha…) o desde el intercambiador de Moncloa. Uno de los Reales Sitios, junto con el Palacio de Aranjuez o La Granja de San Ildefonso, que hay que visitar al menos una vez en la vida. Por la majestuosidad del edificio y por riquezas patrimoniales como su biblioteca, que alberga muchos libros de alquimia, una de las pasiones de Felipe II, aquejado de diversas dolencias para las que buscaba su cura en los libros.

Además del monasterio en sí, los jardines reales circundantes, como el Parque Casa del Príncipe Don Carlos o los Jardines de la Casita del Príncipe, son un buen complemento a la visita. El conjunto arquitectónico se puede visitar de martes a domingo de 10 a 20h, con taquilla abierta hasta las 19h y una entrada básica de 10 euros para el Real Monasterio.

Saldada la deuda con la historia, pasear el pueblo es una delicia. Sobre todo por la calle Floridablanca, la principal arteria de la ciudad, con su aspecto burgués que recuerda a otras épocas. Encontraremos el teatro Real Coliseo de Carlos III, el único que conserva la tipología de teatro dieciochesca, y subiendo la calle llegaremos a una zona con chalés elegantes que las familias pudientes gozan en los meses de verano, lejos de la canícula de la capital.

Concluiremos esta visita de un día, por ejemplo, en el cafetín Croché, una magnífica réplica del clásico café de estilo modernista, con una variada carta de cafés y donde también se puede tomar tapas y raciones. Que lo disfruten.

Es bastante fácil hacer esta excursión desde nuestro hotel del centro de Madrid. Basta con acercarnos a las cercanas estaciones de Cercanías de Embajadores o Pirámides y tomar el tren, haciendo transbordo en la estación de Atocha a la línea que va en dirección a El Escorial.

Categorías: Madrid Turismo

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*