Hotel Puerta de Toledo

Restaurantes con solera que empiezan por ‘casa’

Por | 27 noviembre, 2016 | 0 comentarios

La proliferación de los conocidos como ‘bares del plato cuadrado’, con sus ensaladas de queso de cabra y cebolla caramelizada, han puesto bajo amenaza a otros restaurantes, de toda la vida, cuyo encanto sin embargo resiste estos embates de la modernidad. Y es bueno que así sea, pues su encanto añejo no se consigue en dos días con cuatro consejos de un gurú gastronómico. Son esos locales tan hogareños que su nombre empieza por ‘casa’.

Como Casa Ciriaco, donde tenía su tertulia el prestigioso periodista Julio Camba, que llegó a tener su propio plato dedicado, un revuelto de patatas, en un restaurante cuyo sello diseñó el propio Mingote. Camareros con chaquetilla blanca, y comida tradicional, con buenas carnes y platos muy jugosos como el pollo en pepitoria. En el 84 de la calle Mayor, también es conocido porque en sus balcones superiores se lanzó la bomba que pretendía acabar con la vida de Alfonso XIII, en mayo de 1906. En efecto, es uno de esos restaurantes centenarios de Madrid que encierran en sus paredes la historia reciente de la capital.

Otro restaurante con el sabor de los buenos figones es Casa Perico, ‘donde todo lo que se come y se bebe está rico’, como reza su leyenda. Situado en las tranquillas calles que se esconden tras la Gran Vía (Ballesta, 18), tiene más de setenta años de historia gracias al éxito de sus platos de cuchara, ideales por cierto para el invierno. Cada día, un plato caliente que es todo un canto a la comida tradicional, hecha con esmero. Los lunes, cocido madrileño; martes, judías blancas estofadas; miércoles, lentejas estofadas… y así. No te pierdas su menú por 30 euros: comprende nada menos que ocho platos, postres, bebidas y café. Para comer como un rey (o reina).

Y para los amantes del cocido madrileño, Casa Jacinto (c/ del Reloj, 20) es una opción muy acertada. Inmejorable calidad precio en un local con todos los elementos tradicionales del restaurante madrileño, camareros de toda la vida, y un trato muy cercano y personal. No te pierdas sus menús de Navidad.

Salud.

Buenos cocidos

Categorías: Madrid Restaurantes

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*