Hotel Puerta de Toledo

De udon, ramen y otras delicias asiáticas

Por | 12 septiembre, 2017 | 0 comentarios

Los amantes de los sabores orientales están de capa caída tras el cierre de Sudestada, que en septiembre cerrará sus puertas para siempre. Lugar de referencia de la comida asiática, deja un vacío que habrá que llenar con la no pocas alternativas que ofrece la capital. Como UDON Noodle & Bar, con sendos locales en Chueca y Sol. ¿Qué ofrece? Una temporada con nuevas propuestas que se suman a su atractiva carta de noodles salteados. No te pierdas sus nuevos platos, como el Udon Pork Ibérico o, atención, el Niguiri de Anguila, que vienen avalados por premios recientes en certámenes de gastronomía.

Detrás de Gran Vía tienes un asiático que te sorprenderá: Hattori Hanzo. Diseñado a la manera de taberna tradicional japones, no esperes encontrar sushis ni makis, ya que la propuesta es comida caliente a base de baos, vieiras, la jugosa carne nipona wagyu y, cómo no, sus poderosos platos de ramen. No te pierdas sus menús de mediodía, desde los 12,90 euros del menú ‘express’ a los 22 del menú ‘ejecutivo’.

Apunta también Nakeima Dumpling Bar, uno de los bares de temática asíatica-fusión más originales de la ciudad, con notable éxito desde que abriera sus puertas hace un par de años. Lo reducido del local obliga a un peculiar proceso de reserva: conviene acercarse hacia las ocho y apuntarse en una lista para, después, poder acceder al local. El truco es acudir los martes o miércoles, para intentar encontrar hueco en tan solicitado local. Precios en torno a 60 por persona en una experiencia gastronómica que muchos juzgan como irrepetible.

Otro asiático que va calando en los paladares madrileños es Tuk Tuk Asian Street Food. Su sopa tom kha gai es una delicia, con su toque de cilantro y leche de coco, así como sus baos y brochetas. Y dos sugerencias más en la zona Antón Martín / Atocha: los baos de Buns & Bones y un restaurante tailandés discreto, casi inadvertido, en Embajadores. Se llama Pui’s Thai Tapas y se trata de un lugar sin pretensiones, con comida de calidad, como la citada tom kha gai, donde poder cenar sin estridencias, quizá después de un espectáculo en el Teatro Circo Price.

Ramen

Categorías: Madrid Restaurantes